Saltar al contenido

Wallbox para Tesla

Todo lo que debes tener en cuenta antes de comprar una estación de carga de pared, cargador de pared o Wallbox en inglés.

Los coches eléctricos son cada vez más populares en Europa. Muchos de los actuales conductores de coches de gasolina afirman que considerarán comprar un vehículo eléctrico la próxima vez que quieran un coche nuevo. Debido a las numerosas subvenciones y ventajas fiscales, los coches eléctricos también son muy interesantes como coches de empresa. Si ya tienes un coche eléctrico o eres un futuro/a conductor/a de un coche eléctrico, es mejor plantearse la compra de una estación de carga cuanto antes.

A medida que aumenta el número de vehículos eléctricos disponibles, también lo hace la selección de Wallbox en el mercado. Por lo tanto, antes de comprar una estación de carga, debes informarte lo suficiente para encontrar el modelo adecuado a tus necesidades.

Por qué es mejor comprar un wallbox

Rebajas
Wallbox Pulsar Plus - Cargador de vehiculo electrico (22kW de Potencia, Cable de 5 Metros, Conector Tipo 2, WiFi, Bluetooth, OCPP, Interior/Exterior)
  • Compatible con todas las instalaciones domésticas y vehículos eléctricos e híbridos enchufables del mercado con conector tipo 2.
  • Conéctate a la app myWallbox para controlar y programar tus cargas y ver estadísticas en tiempo real y muchas más funciones.
  • Apto para instalación en interiores y exteriores, ya que es resistente al agua y al polvo gracias a su certificación de protección IP54.

Aquí puedes leer nuestra experiencia con el mejor Wallbox del mercado actualmente.

¿Cuáles son las ventajas de comprar una wallbox?

Ventaja nº 1: Comodidad

Con un wallbox en casa, puedes cargar tu coche eléctrico de forma rápida, segura y cómoda durante la noche y, a la mañana siguiente, te subes a un vehículo completamente cargado.

Ventaja nª2: Tiempo

Con una wallbox de 11kW puedes cargar tu vehículo eléctrico aproximadamente 5 veces más rápido (con una wallbox de 22kW incluso hasta 10 veces más rápido) que desde un enchufe doméstico normal (Schuko).

Ventaja 3: Eficiencia

La carga con un wallbox reduce las pérdidas de carga en comparación con la carga en un enchufe doméstico. Así se ahorra dinero en la factura de la luz.


Un wallbox acorta considerablemente el tiempo de carga del coche eléctrico. En sólo una hora, dependiendo de la potencia de carga y el consumo del coche, puede recargar hasta 150 km de autonomía. Además, se reducen las pérdidas de carga y, por tanto, también los costes de electricidad.

Las wallbox te hacen ahorrar mucho tiempo e incluso dinero en comparación con la carga en un enchufe doméstico de 230V.

Wallbox más vendidos en 2022

¿Necesito una Wallbox? Si ya tengo un enchufe!

En general, también es posible cargar un coche eléctrico a través de un enchufe normal de 230V. Los siguientes ejemplos muestran por qué un enchufe doméstico NO es la mejor opción para cargar un coche eléctrico.

Importante

Nuestros enchufes domésticos de 230 V no están diseñados para una carga continua prolongada con corrientes tan elevadas. Para evitar el sobrecalentamiento o incluso el incendio del cable, una toma de corriente doméstica no debe estar permanentemente usada con altas corrientes de carga. Como límite superior, no debe superarse la corriente de carga de 10A (= 2,3kW).

El factor tiempo

Si cargas tu coche eléctrico en una toma de corriente con 10A, obtienes 2,3kW (230V x 10A) de potencia de carga teórica.

Para cargar una batería de 40kWh:

  • Enchufe de 230 V: mínimo 18 horas
  • Wallbox de 11kW: ~3,7 horas
  • Wallbox de 22kW: ~1,9 horas

El factor precio

La carga de un coche eléctrico conlleva inevitablemente pérdidas de carga. De los 2,3kWh (230V*10A) de potencia de carga en un enchufe doméstico, sólo unos 2kWh llegan realmente a la batería, el resto son pérdidas. Estos aumentan el tiempo de carga y los costes del coche eléctrico.

El tiempo de carga de una batería de 40 kWh aumenta de 18 a al menos 20 horas debido a las pérdidas.

Al mismo tiempo, 20 horas de carga suponen un coste adicional de unos 6kWh.
A un precio de la electricidad de 0,30€/kWh, ¡esto supone 1,80€ más por proceso de carga!

Con un wallbox, no sólo se ahorra mucho tiempo al cargar, sino también mucho dinero, de modo que el gasto en la estación de carga se amortiza en poco tiempo.

Preguntas frecuentes antes de comprar una Wallbox

¿Qué potencia de carga debe tener mi Wallbox?

Antes de comprar una estación de carga para coches eléctricos, debes pensar en la potencia de carga necesaria de la wallbox. En la actualidad existe una amplia gama de estaciones de recarga, que varían en potencia de carga de 3,7kW a 22kW, así como en equipamiento. Entonces, ¿qué wallbox debes comprar?

La potencia de carga de una wallbox corresponde aproximadamente a la potencia que se puede suministrar a la batería del coche por hora. Cuanto más energía proporcione la estación de carga, más rápido se cargará la batería del vehículo.

Sin embargo, el coche eléctrico también debe ser capaz de absorber la potencia de carga proporcionada por el wallbox. Incluso en una estación de carga de 22 kW, algunos coches eléctricos sólo pueden cargar a 3,7 kW. En este caso, la capacidad de carga del coche eléctrico se convierte en el factor limitante. La Wallbox siempre ajusta automáticamente su propia velocidad de carga a la potencia máxima de carga del coche eléctrico.

Información

La mayoría de las wallbox modernas de 22kW permiten ajustar la potencia de carga entre 3,7kW y 22kW, por lo que son muy flexibles. ¿Quién sabe con qué potencia se podrá cargar el próximo coche eléctrico?

Por lo tanto, recomendamos instalar al menos un wallbox de 11kW o, mejor aún, uno de 22kW, para que también esté equipado para futuras necesidades.

¿Cuál es la potencia eléctrica contratada en la vivienda?

La mejor y más fiable respuesta a esta pregunta la puede dar un electricista o el operador de la red local. En la mayoría de las conexiones domésticas o cajas de subdistribución la potencia normal suele rondar el 3,45kW y 4,6kW.

Si la conexión de la casa sólo tiene 4,6kW, nunca será posible cargar un vehículo eléctrico con la misma potencia, ya que saltarán los plomos.

¿Qué funciones adicionales debe ofrecer la Wallbox?

Green Cell GC EV PowerBox 22kW RFID Estación de Carga Cargador Wallbox| Toma de Tipo 2 |Cargando con 22kW/11kW/7.2kW| Pantalla LCD, IP66| Compatible con Model 3/S/X/Y, ID.3, i3, ZOE, Kona, Leaf, IONIQ
  • GC EV PowerBox es un cargador para todos los usuarios de vehículos eléctricos. Pantalla LCD con acceso a los parámetros más importantes, toma tipo 2, diseño minimalista y extraordinaria durabilidad. Apuesta por la marca Green Cell
  • No pierdas tiempo. El cargador GC EV PowerBox le permite cargar hasta 22kW; este es el valor más alto posible para la carga de CA. ¡Gracias a esto, ahorrarás hasta varias horas!
  • La seguridad es lo primero. Hemos equipado nuestro cargador con un lector de tarjetas RFID y un juego de 5 tarjetas de acceso para que pueda cargar su coche de forma rápida y segura

El cable de carga

Cuando se carga el vehículo eléctrico al aire libre con mal tiempo, el cable suele mojarse y ensuciarse. Si quieres llevarlo regularmente en el vehículo, por ejemplo, para cargar en estaciones de carga públicas o en tu empresa, el cable de carga debe limpiarse laboriosamente cada vez antes de guardarlo.

Por lo tanto, te recomendamos que dejes siempre un cable de carga en el vehículo y otro conectado permanentemente a la estación de carga. Esto hace que el proceso de carga sea mucho más fácil y limpio. Al igual que en el proceso de repostaje, se conecta el coche a la estación de carga y luego se cuelga el cable en un soporte.

Si optas por una wallbox con cable de carga integrado, es fundamental que prestes atención a la longitud del cable necesaria para que puedas llegar a la conexión de carga de tu coche sin problemas.

La ventaja de un wallbox sin cable de carga fijo es que puedes elegir tú mismo la longitud y el tipo de cable (por ejemplo, con el Tesla Charge Port Opener). Algunas estaciones de carga ofrecen la opción de bloquear el cable de carga firmemente a la caja, incluso fuera del proceso de carga, para protegerlo contra el robo.

Wallbox con bloqueo de seguridad

Si la estación de carga es de libre acceso en la casa, debes considerar si se requiere una protección. Esto evita que extraños carguen su vehículo en tu estación de carga.

La protección suele estar garantizada por una llave o una tarjeta RFID. Esto significa que la carga del coche eléctrico no es posible sin una autorización previa a través de una tarjeta chip o con una llave en el wallbox.

Contador integrado en la Wallbox

Algunas wallbox tienen un contador de energía integrado en el que se pueden leer diversos datos de rendimiento, como el consumo actual o el consumo total. De este modo, la electricidad cargada del coche de empresa también puede facturarse al empresario.

Como alternativa, también es posible instalar un contador de energía en la subdistribución para leer los valores de consumo de la estación de carga.

Wallbox con servicio de facturación

Si quieres poner tu Wallbox a disposición del público, se recomienda una estación de carga con servicio de facturación integrado o con una interfaz OCPP (Open Charge Point Protocol). Basta con establecer el precio de la electricidad en el sistema de backend (por ejemplo, 0,30€/kW) y permitir que terceros utilicen la estación de carga a cambio de una tarifa. Todo el proceso de facturación es asumido por el servicio de facturación o el sistema backend de OCPP. A continuación, recibirás el dinero de la electricidad «vendida» convenientemente transferido a tu cuenta cada mes. Sin embargo, algunos proveedores cobran una cuota mensual por esta función adicional.

Este servicio no es necesario para la simple facturación de la electricidad de carga del coche de la empresa. Un simple contador de energía suele ser suficiente para ello.

Heidelberg Wallbox EUROPA Home Eco - Estación de carga para coches eléctricos e híbridos 11 kW máxima potencia de carga (5 m)
  • Estación de carga de uso intuitivo para vehículos eléctricos e híbridos. Se puede instalar en garajes y aparcamientos cubiertos exteriores. Segura para su uso en interior y exterior, también ante condiciones climáticas adversas.
  • Tecnología de carga inteligente MADE IN GERMANY. No necesita mantenimiento, por lo que no ocasiona gastos tras su montaje. Instalación sencilla por parte de un electricista o por el servicio de instalaciones.
  • La estación de carga puede programarse hasta 11 kW. Costes de instalación reducidos gracias a un sistema integrado de detección de fallos eléctricos. Una solución sencilla e intuitiva, solo tendrá que enchufarla (tecnología Plug and Play). Dispone de modo supensión, con el que ahorra energía. Pensada para vehículos eléctricos e híbridos que constan de una conexión tipo 2 según el estándar IEC 62196-2.

Wallbox «inteligente»: con App o funciones online

Si valoras el acceso online a través de una app o un navegador web, una wallbox con interfaz de comunicación integrada es una buena opción. Con esta interfaz, puedes acceder y evaluar fácilmente los datos de tu estación de carga. Lo más habitual es la conexión WLAN o LAN (no olvides incluir un cable de red), así como el acceso a través de una tarjeta SIM integrada. De este modo, se puede acceder a muchas Wallbox y controlarlas a distancia en cualquier momento.

La conexión Bluetooth sólo se recomienda de forma limitada debido a su escaso alcance. Por lo general, esto sólo funciona a unos pocos metros de la estación de carga.

Este acceso a la comunicación proporciona amplias estadísticas y la posibilidad de controlar y supervisar el proceso de carga.

¿Qué funciones de protección son necesarias para el funcionamiento de una Wallbox?

Según la norma DIN VDE 0100-722, debe instalarse un dispositivo de corriente residual separado (RCD o RCD tipo-A) con una corriente residual nominal I∆n ≤ 30 mA para cada punto de conexión (toma de corriente / caja de pared). Además, debe preverse una protección contra la aparición de corrientes continuas de defecto (protección de defecto DC) >6mA.

Muchos fabricantes ya equipan sus estaciones de carga con dispositivos de protección integrados. Esto elimina la necesidad de estas medidas de protección cuando se instala en la subdistribución o en el armario de contadores. Si la caja de pared ya contiene, por ejemplo, una detección de fallos de corriente continua (protección de fallos de corriente continua), un RCD tipo A-EV o un RCD tipo B, sólo se necesita un simple y económico RCD tipo A (cuesta aproximadamente 30€) además del disyuntor. De este modo, se ahorran unos 250-300 euros si se compran los componentes eléctricos o hasta 500 euros si los instala una empresa especializada.

El disyuntor

El disyuntor en miniatura, a menudo llamado también disyuntor automático, se utiliza para proteger los cables y los equipos eléctricos de los cortocircuitos y las sobrecargas. El uso de disyuntores en miniatura (MCB) está prescrito por la norma DIN VDE 0100.

El diferencial (RCD) FI tipo A

El RCD controla la corriente del consumidor (por ejemplo, la caja de pared). Si se detecta una diferencia entre la corriente de entrada y la de salida >30mA, el RCD se dispara a la velocidad del rayo e interrumpe el suministro de energía. Esto garantiza que no pueda fluir ninguna corriente de fallo a tierra a través de las personas, por ejemplo, al tocar un cable defectuoso.

El disyuntor de CC tipo A-EV o FI tipo B

Muchos fabricantes ya equipan sus estaciones de carga con dispositivos de protección integrados. Esto elimina la necesidad de estas medidas de protección cuando se instalan en la subdistribución o en el armario de contadores. Si, por ejemplo, la caja de pared ya contiene una detección de fallos de CC (protección contra fallos de CC), un RCD tipo A-EV o un RCD tipo B, sólo se necesita el RCD tipo A de bajo coste (cuesta aproximadamente 30€) además del disyuntor. De este modo, se ahorran unos 250-300 euros si se compran los componentes eléctricos o 500 euros si los instala una empresa especializada.

Si la Wallbox no dispone de protección contra fallos de corriente continua, deberá tenerse en cuenta durante la instalación mediante un RCD de tipo A-EV o de tipo B.

¿Cuánto cuesta una Wallbox?

Los costes de una Wallbox vienen determinados en gran medida por el equipamiento adicional de las estaciones de recarga. Las diferentes capacidades de carga (por ejemplo, entre 11kW y 22kW) sólo suponen una diferencia de precio muy pequeña. Por lo tanto, recomendamos comprar al menos una Wallbox de 11kW, o incluso mejor una estación de carga de 22kW, y ajustar la potencia de carga deseada en la Wallbox. De este modo, también estarás preparado de forma óptima para los futuros coches eléctricos y no tendrás que colocar nuevos cables.

Costes de instalación de la Wallbox por una empresa especializada

Si ya se dispone de una toma de corriente CEE (toma de corriente de 380/400V), también se puede utilizar para instalar la Wallbox. En función de la potencia de la toma de corriente (16A o 32A), se puede hacer funcionar una wallbox de 11kW (16A CEE) o de 22kW (32A CEE). A la hora de comprar una Wallbox, hay que prestar atención a la detección de fallos de corriente continua integrada (protección contra fallos de corriente continua), ya que, de lo contrario, sería necesario realizar un costoso reequipamiento en la subdistribución. La conexión de una caja de pared instalada de forma permanente a una toma de corriente CEE no se ajusta al 100% a las normas y, en realidad, debería realizarse a través de una toma de conexión adicional.

Los costes de instalación de una Wallbox dependen de muchos factores individuales. Hay que tener en cuenta, entre otras cosas, la distancia entre el cuadro de distribución y la caja mural, el tipo de instalación (sobre/en el yeso o en el suelo), el número de huecos en la pared, etc. Para que te hagas una idea de los costes de instalación, a continuación te ofrecemos dos ejemplos de estimaciones de costes (algo acortados) para la instalación de una estación de carga para coches eléctricos. El primer ejemplo muestra una Wallbox con protección integrada contra fallos de corriente continua, el ejemplo 2 muestra una estimación de costes para la instalación de una Wallbox sin detección de fallos de corriente continua. En este caso, el recargo para reequipar la protección contra fallos de CC que falta en la subdistribución es de aproximadamente 420 euros.

Los costes totales de la instalación pueden variar mucho, entre 400 a 1500 euros, aproximadamente.

EVPLUG Cargador EV wallbox Coche electrico EV PHEV (Wall 7.4KW)
  • [CARGA SEGURA Y RÁPIDA] La carga de 7,4 KW permite la carga de alta velocidad para todos los vehículos eléctricos. Con una potencia de carga de 7,4 kW, solo se necesitan de 4 a 5 horas para cargar completamente un vehículo eléctrico como el I3.
  • [Facil de usar] Incluye 4 tarjetas RFID para su encendido y la longitud de 6m es suficiente para facilitar la carga independientemente de la posición del vehículo
  • [COMPATIBLE 100%] Nuestros productos han pasado la certificación CE y TUV. Nuestro cargador EV es compatible con todos los vehículos eléctricos que cumplen con el estándar IEC 62196-2. Confirma que el enchufe es correcto antes de comprar

Ahorra dinero al comprar e instalar la Wallbox

Compra tu mismo el material de instalación de la Wallbox

Si compras tu mismo los materiales necesarios, como el cable de conexión de la Wallbox, el disyuntor, el disyuntor de fugas a tierra, los tubos de instalación o los conductos de cables, puede ahorrar hasta un 40% de los costes de material. Encontrará más información en nuestra Guía de instalación de la Wallbox.

Instalar la Wallbox tu mismo

La instalación de la estación de carga para coches eléctricos es muy sencilla. En la mayoría de los casos, sólo se necesitan de 2 a 4 agujeros en la pared en los que se fija la caja de pared con tacos estándar. Muchas estaciones de carga ya vienen con una plantilla de perforación y el material de fijación necesario. De este modo, los costes de instalación de la caja mural pueden ahorrarse por completo.

Cómo pasar el cable de la estación de carga tú mismo

Si tienes algo de habilidad manual, también puedes ampliar tú mismo el recorrido de los cables desde la subdistribución hasta la caja mural. Para ello, las tuberías vacías se fijan a las paredes con abrazaderas o conductos de cables. Si es necesario tender los cables en el suelo, puede cavar usted mismo la zanja necesaria y ahorrar mucho dinero.

Poner cable entre el subdistribuidor y el wallbox

También puedes ahorrarte el coste del tendido de cables entre la distribución de energía y la estación de recarga del coche eléctrico si lo haces tú mismo.

Lo mejor es colocar un cable de red y otro cable (3×1,5mm²) para la iluminación/enchufe directamente. Los costes de los cables son bajos.

Costes aproximados de la instalación de una Wallbox de 22kW por cuenta propia

Pide tu mismo el material

Si pides tú mismo el material de instalación necesario, ya puedes ahorrar más de 130 euros en costes de material. Si has elegido una Wallbox sin protección de CC integrada y, por tanto, necesita un interruptor diferencial de tipo B o de tipo A-EV, el ahorro es incluso superior a 300 euros.

Pasar el cable de conexión por ti mismo

El mayor ahorro puede conseguirse realizando tú mismo los trabajos preparatorios necesarios, como la ampliación del trazado de los cables con tubos o conductos para cables y el tendido del cable de conexión entre el cuadro de subdistribución y la estación de recarga para coches eléctricos. En este caso es posible ahorrar entre 300 y 1.000 euros, dependiendo del volumen de trabajo. Especialmente si el cable pasa por el suelo, puedes ahorrar mucho dinero haciéndolo tú mismo.

Importante

Los trabajos de conexión eléctrica de la Wallbox y del armario de subdistribución o de contadores sólo deben ser realizados por un electricista cualificado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)